¿Qué es la producción Transmedia?

El prefijo trans parece estar cada día más vigente en diversas disciplinas generadoras de conocimiento. La razón: el grado de  fragmentación del mundo actual exige un mayor nivel de interacción entre sus elementos para lograr la integración funcional de sus partes. Por ello, el sistema tecno-comunicativo no podía quedar relegado y conceptos como transmedialidad fueron acuñados en el argot comunicacional.

La transmedialidad, en el escenario tecno-comunicativo actual, hace referencia al flujo y conexión de información a través de diversos medios. Sin embargo, su acepción popular, hace referencia a la gestión y expansión de contenidos, generalmente de origen literario o audiovisual, a través de diversos formatos y plataformas, bajo el conocido término Transmedia Storytelling (Narrativa Transmedia).

 

En 1991, Marsha Kinder, académica de la Universidad del Sur de California, hacía referencia a lo que reconoció dentro de la industria mediática como sistema de intertextualidad transmedia, atribuyéndole por esta razón el haber acuñado el término Transmedia. Años más tarde, Henry Jenkins retomó, actualizó y popularizó el término como Transmedia Storytelling.

Lo que nos interesa rescatar del Transmedia Storytelling[1] es su aspecto productivo, el cual se especializa en la gestión de múltiples plataformas con la finalidad de crear experiencias complejas y más enriquecedoras para un usuario prosumidor (productor + consumidor).

Ahora bien, primero que nada es pertinente explicar qué es la Narrativa Transmedia (NT) para posteriormente enfocarnos en su aspecto productivo. Por ello, comencemos con la definición que nos proporciona Carlos A. Scolari en su libro Narrativas Transmedia. Cuando todos los medios cuentan

La NT es un tipo de relato donde la historia se despliega a través de múltiples medios y plataformas de comunicación, y en el cual una parte de los consumidores asume un rol activo en este proceso de expansión”[2]

Para complementar esta definición, Henry Jenkins quien es una autoridad en el tema, sostiene…

Es esencial que en la obra exista una intertextualidad radical, o sea, que las diferentes partes estén conectadas entre sí de algún modo, lo cual tiene que ver con el concepto de multimodalidad y el hecho de ser diseñado para una cultura en red”[3]

Con este primer acercamiento ya podemos formarnos una idea general del ámbito en el que se mueve la NT.

Si bien los proyectos transmedia no son novedad, su estudio y desarrollo tanto académico como productivo ha tomado protagonismo en esta última década. La razón es que el modelo tradicional transmedia (obra + extensiones), perfectamente ejemplificado en empresas como Star Wars o The Matrix, está siendo desplazado con la llegada del modelo de origen transmedia. En este modelo, a diferencia de su predecesor, los proyectos se diseñan con un núcleo transmediático desde su génesis. La diferencia entre concebir un proyecto y luego transmedializarlo o pensarlo como  transmedia desde un inicio es primordial desde el punto de vista productivo, ya que implica el diseño de procesos productivos distintos, lo que se traduce en experiencias y productos distintos.

Algunos componentes esenciales a tomar en cuenta en un proyecto transmedia se anotan en el siguiente cuadro. En él resumo lo que apunta Scolari sobre el modelo productivo transmedia que propone Robert Pratten:

Cuadro Pratten

Con este marco es posible entrar en contexto, tener una idea más clara de lo que implica la transmedialidad. Ahora bien, en el título de esta entrada utilicé la palabra “hito” para hacer notar que el modelo de producción transmedia ha sido clave para entender la producción digital contemporánea o actual. Como todo modelo productivo es necesario que se perfeccione a través de su práctica y teorización, por lo que debemos tomar en cuenta el factor temporal.

Aunque en estos momentos parece ser un modelo productivo relativamente reciente, no lo es. Esto nos lleva a pensar que tras haber comenzado su proceso de desarrollo, en algún punto deberá reinventarse o llegará a una etapa de crisis inevitable, como ha pasado ya con otros modelos productivos. Quizá aún es pronto para hablar de esa posible crisis, pero me es inevitable pensarlo al observar el acelerado ritmo con el cual cambia la tecnología, las dinámicas sociales y productivas, afectándose de manera recíproca al formar parte de un mismo sistema tecno-comunicativo.

En el contexto productivo actual se ha hecho notorio el incremento en la aplicación del modelo productivo transmedia, se ha vuelto toda una tendencia ya que se está redescubriendo, investigando y aplicando en nuevos contextos fuera de la industria mediática. Esto posiblemente se debe a las virtudes y flexibilidad que lo caracteriza. El modelo es tan efectivo que puede ser aplicado a nivel micro o macro productivo, es decir,  funcional para un individuo (prosumer), para pequeños grupos productivos o viable para casi todo tipo de empresas u organizaciones que tengan un discurso (con o sin intereses económicos o políticos) en el orden social o cultural.

Si echamos un breve vistazo al pasado, podremos percatarnos que desde la producción audiovisual analógica, hasta la producción digital, se ha presentado el siguiente esquema de desarrollo que tiene como referente actual el Modelo Productivo Transmedia:

Para la elaboración de este cuadro retomé algunas perspectivas del productor y académico Roy Roberto Meza

Con respecto al cuadro anterior hay dos cosas que me interesa agregar. La primera es que el modelo transmedia ha cobrado presencia en gran parte porque ofrece una alternativa al paradigmático modelo PRE-PRO-POST (Modelo Productivo Tradicional) que por tantos años se reprodujo canónicamente hasta llegar a un momento de crisis, resultado de las nuevas tecnologías digitales de producción y distribución. La segunda es que el modelo transmedia ha demostrado ser tan flexible y prolífico que ha generado una hiperproducción y de manera indirecta un exceso de información. Existe tanta  información capturada y remezclada que se pierde en una cantidad de versiones de la misma cosa. Esto deriva en un modelo productivo altamente reiterativo.

Para poder hacer frente a dicha reiteratividad, el Modelo Productivo Transmedia precisa de un alto grado del componente creativo para trasladar y reelaborar (NO adaptar) los contenidos correspondientes a la narrativa fragmentada, de lo contrario es posible que se necesiten nuevos modelos productivos, disruptivos o divergentes, que rompan con el paradigma actual. ¿Cuál será el proceso evolutivo del modelo transmedia?

En el siguiente post hablaré del término Cross-Media, para ampliar la comprensión respecto al Modelo Productivo Transmedia.

 

[1] Concepto introducido por Henry Jenkins en su artículo Transmedia Storytelling, para la revista Technology Review del MIT en el año 2003.

[2] Scolari, Carlos A. Narrativas Transmedia. Cuando todos los medios cuentan, p. 46

[3] Scolari, Carlos A. Narrativas Transmedia. Cuando todos los medios cuentan, p. 34

Anuncios

4 comentarios en “¿Qué es la producción Transmedia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s